Natalicio Tom Waits

Esta que suena es la voz de un poeta, compositor, cantante, músico y actor de culto, tan adorado por quienes han caido atrapados en su tela de araña, como denostado por quienes gustan del “prêt-à-porter” en la música.Nadie como él ha cantado a la desesperanza y a lo más oscuro de la vida con tan dulce melancolía.

Su sonido, tan oscuro como su imagen, es el resultado de una estudiada combinación de percusiones, guitarras, pianos desvencijados y acordeones.

Estamos hablando del californiano Tom Waits que presume de haber nacido en un taxi, en Pomona, el 7 de diciembre de 1949.

Sorprenden sus primeras grabaciones, salpicadas de country y folk, con un Tom Waits que aún no tiene ni esa voz tan oscura y tan característica ni tampoco la amargura de los años que vendrían.

Tom Waits, capaz de disparar a la luna por amor, como hacía en su oscura ópera “El jinete Negro”, en la que colaboró el poeta William Burroughs, es también capaz de cantar a un chico triste en la ruinosa “Corazonada” de Coppola.

Fue preciamente en aquel rodaje donde Waits conoció a la guionista Kathleen Brennan que se convertiría en su esposa, además de coautora de la mayoría de sus canciones y coproductora de alguno de sus mejores álbumes, como las “Variaciones de la mula”.

A finales de los noventa Waits huyó de las grandes compañias, refugiándose en un pequeño sello especializado en punk y blues que le ha garantizado la máxima libertad creativa. En ese sello comenzó por editar las variacione de la mula y le siguieron otros cuatro álbumes, el último de ellos, el bellísimo triple “Orphans” en el que incluye este “Road to Peace” que aborda la espiral de violencia entre Israel y Palestina, sin ahorrar un ápice de crítica al cinismo de Israel y de los medios de comunicación.

Recursos M80 Radio

Podría gustarte Autor

Menu Title