Jalisco, madriguera inocente del crimen organizado #Opinión #EnTiempoReal por José Luis Camacho Acevedo @jlca007

La ejecución del exgobernador de Jalisco Aristóteles Sandoval Díaz en un antro del ya inseguro centro turístico que es Puerto Vallarta, tiene la marca indeleble de las narco-ejecuciones.

Desde que el ahora prófugo Rafael Caro Quintero asentó los reales de su imperio delictivo en Jalisco, y su centro de mando en zona metropolitana de Guadalajara, esa entidad del occidente mexicano ha sido flagelada por los crímenes más sangrientos perpetrados por la delincuencia organizada.

La ejecución del exmandatario jalisciense Jorge Aristóteles Sandoval Díaz en un antro del ya inseguro centro turístico que es Puerto Vallarta, tiene la marca indeleble de las narco-ejecuciones.

La liga del crimen contra el político nacido en la bella Perla Tapatía vuelve a apuntar a la organización Cártel Jalisco Nueva Generación, la que, hasta ahora, es la más poderosa de las que actúan en el territorio nacional.

La demostración de su poderío armado fue exhibida cuando una célula del CJNG derribó, en el que ha sido considerado como uno de los episodios militares más negros en la historia contemporánea de México, derribó un helicóptero de la Fuerza Aérea con un lanzacohetes, acabando con la vida de ocho militares y un policía federal.

Ello ocurrió el viernes 1 de mayo del 2015.

La aeronave -un Cougar con matrícula 1009- fue derribada en el municipio de Villa Purificación, Jalisco, con una técnica similar a la utilizada en Oriente Medio por terroristas.

El propio gobierno mexicano reconoció que fue una emboscada «inédita y perfectamente diseñada”.

Los criminales incluso intentaron “rematar” a los oficiales que sobrevivieron al aterrizaje forzoso, quienes lograron ser rescatados por sus compañeros que participaban en el arranque del Operativo Jalisco, de acuerdo con el relato oficial.

La ejecución de Aristóteles Sandoval parece ser la culminación de una serie de lamentables eventos en los que perdieron la vida personajes ligados al exmandatario por diferentes razones.

La siguiente es una cronología siniestra de lo ocurrido a los cercanos a Aristóteles Sandoval:

El 15 de junio de 2015 es asesinado en la colonia Ladrón de Guevara, ya con Aristóteles como gobernador, Javier Galván, exalcalde de Autlán de la Grana, municipio considerado como centro neurálgico del CJNG.

Antes, el 20 de septiembre del 2011 fue ultimado en la marina de Puerto Vallarta el abogado Juan Luis Duarte Contreras, hermano de la que fue directora de estacionamientos en el gobierno de Aristóteles.

En febrero de 2007 el conocido lugarteniente del Cártel de SinaloaIgnacio Loya Alatorre, pareja de Teresa López quien fue funcionaria en el ayuntamiento de Guadalajara.

El 22 de mayo del 2018 es víctima de un fallido atentado el exfiscal Luis Carlos Nájera, quien también fue secretario de Seguridad Pública en el gobierno panista de Emilio González.

Apenas hace unas semanas, el pasado 22 de noviembre, otra vez en Puerto Vallarta, secuestran y ultiman al empresario guanajuatense Felipe Tomé, quien fue beneficiario de permisos para la construcción cuando Sandoval fue alcalde Guadalajara.

Casi al inicio del gobierno de Sandoval, el 9 de marzo de 2013, es masacrado el secretario de turismo del estado, Jesús Gallegos, a quien el CJNG consideraba uno de los presuntos lavadores de dinero de Los Caballeros Templarios.

La liga del CJNG con todas las ejecuciones mencionadas ha sido recordada por los principales analistas del medio jalisciense tales como el reconocido Diego Petersen quien apuntó el mismo día del crimen lo siguiente:

“Quizá confiaba mucho en su equipo de seguridad o simplemente no la vio venir, pero el exgobernador de JaliscoAristóteles Sandoval Díaz, asesinado en Puerto Vallarta la madrugada de ayer, no tenía un despliegue de seguridad distinto, incluso era, si no menor, sí más discreto que el de otros funcionarios o exfuncionarios. En un asesinato de este tipo se corre el riego de sobre interpretar, pues los datos se resignifican a la luz de los acontecimientos, pero vale la pena tener en cuenta algunos de ellos como contexto para tratar de entender ante qué estamos.

El gobernador Enrique Alfaro ha reconocido implícitamente que detrás del crimen del exmandatario está el CJNG.

¿Hasta dónde aguantará la sociedad mexicana el flagelo de un crimen organizado al que no ha podido reducir ni la Pandemia del Covid-19?

diciembre 21, 2020

Etiquetas: , , ,