La razón equivocada de una democracia

Por Hiram Benítez Ríos

Es verdaderamente un asunto de Estado verificar que las estadísticas muestren la esencia de quiénes han formado prácticamente los reflectores, previo a la jornada electoral del 21.

Evidentemente los cartuchos de convencimiento trasladarán a una realización rentable para la vida pública de Tlaxcala; entendiendo que los momentos vividos y por vivir bajo una comunidad que sobre todas las cosas, busca ansiosamente un espacio de convivencia familiar  rodeados por los seres queridos más especiales y únicos amados y reconocidos en éste difícil trayecto de vida, que lamentablemente, se vive a unas cuantas semanas de concluir el año 2020.

Los hechos registran un fenómeno incierto para la democracia en Tlaxcala, reconociendo que las decisiones derrumban ese primer acto de confianza y credibilidad en un proceso interno del partido; porque si bien es cierto, lo complejo para  entender que los dominios públicos tan imprecisos se han tomado la plena libertad de renovar la presencia activa que buscan alcances equivocados; donde las dudas de su propia naturaleza muestran un rechazo de credibilidad para el partido MORENA.

Excesivos o no; los mensajes establecen un dominio absolutamente radical lo que se vivió el domingo pasado, plasmando en sí una interrogante un pronóstico que tiempo después se convirtió en la divina celebridad de su presidente de partido Mario delgado, dando real testimonio de compartir la noticia explosiva con la opinión pública que Lorena Cuéllar Cisneros, semanas después de haber sido la súper delegada del Bienestar, tenga que abanderar bajo esquemas difíciles de pandemia, convertirse en la virtual candidata al gobierno de Tlaxcala.

La frescura denota un principio de valores no entendidos que entre su mezcla y combinada ideología no logró acompañarse por ese ánimo necesario de entender que en Tlaxcala sea una conclusión a su Razón Equivocada de una Democracia.

Es sabido que entre los pasillos públicos y no públicos existe un rechazo latente de una sociedad con grandes riquezas cultura, amplias tradiciones, una esencia y origen por compartir mundialmente la mirada objetiva de concretar realidades completamente ajenas a la propia voluntad  ciudadana. Haber entendido los mensajes de quiénes en su propósito no han logrado comprender el significado de una política pública, tuvimos que relevar una pieza exclusiva para MORENA y, lograr extraer en positivo, una respuesta aceptable de una mayoría que tenga en su expresión un rechazo al Procedimiento interno que MORENA; partido político con una presencia de verdadera credibilidad busca promover motivos extraños dejando fuera de la jugada a Dulce Silva Hernández y Ana Lilia Rivera Rivera, en una competencia de complejísmos en su saturada rebelión.

Es importante afianzar sin tener que interrumpir las celebraciones de nuestras fiestas decembrinas, deducir que las formas no deben estar situadas bajo la sombra del pasado con procedimientos equivocados y haber realizado una declaración de partido por el propio Mario Delgado, presidente del comité ejecutivo nacional de MORENA; diciéndole a la opinión pública de Tlaxcala, que después de haber realizado una encuesta salga a decir que la candidata para gobernadora sea ni más ni menos que, Lorena Cuéllar Cisneros .

Algo en este jueves 17 de Diciembre del 2020 olvido Mario Delgado la Democracia en Tlaxcala y para las familias tlaxcaltecas no puede traducirse en esa ! revuelta agresiva ¡.

Los momentos deben clarificar métodos internos con responsabilidad tomando como. punto clave de coincidencia una formación académica que alimente en espacios de confianza y credibilidad las razones exactas de una «Democracia en su Razón Equivocada».

diciembre 18, 2020

Etiquetas: , ,