¿Por qué debemos pagar ISR? #Opinión #TuAsesorFiscal @OSCARBA91174931 #BajaTusImpuestos

En el artículo 1 de la Ley de Ingresos de la Federación para 2020 tiene contemplado una recaudación por Impuesto sobre la Renta (ISR) de 1,852,852.30 millones de pesos, lo cual representa que este impuesto es el que representa el principal ingreso para sufragar el gasto público del ejercicio.

Generalmente los contribuyentes activos centrados en los que realizan actividades comerciales, siempre su mayor preocupación es disminuir el impacto en el pago del IVA, contemplando que este impuesto no es dinero del contribuyente, pues el IVA en todos sus modalidades siempre será propiedad del gobierno (tema de nuestro siguiente articulo).

La ley del ISR se integrada por 205 artículos, debidamente clasificados en Títulos y Capítulos de aplicación general de acuerdo a las actividades económicas que realizamos y que en todo momento representen un ingreso para cualquier mexicano. Este impuesto cumple con todas las características para ser legal y constitucional sin importar las reformas que su propia ley ha requerido con el paso de los años para acoplarse a las necesidades recaudatorias del país. Por lo tanto, cumple cabalmente con todos los elementos de las contribuciones especifica quienes son los SUJETOS para el pago del impuesto, cual es el OBJETO del impuesto, cual es la BASE para aplicar la CUOTA o TARIFA que corresponde, además de especificar el PERIODO DE PAGO del mismo.

Debemos tener presente que el ISR es un impuesto que se genera por la obtención del ingresos en el territorio nacional, es decir, en cuanto un mexicano genera ingresos por sus actividades será sujeto para el pago de este impuesto, la ley del ISR contempla en algunos casos que el impuesto se causara cuando el contribuyente genere utilidades como resultado de su operación cotidiana, por lo tanto, tenemos que serán sujetos de este impuesto: Las personas morales y las personas físicas, estas últimas en sus diferentes modalidades: Por SUELDOS Y SALARIOS, por las ACTIVIDADES COMERCIALES, por los SERVICIOS PROFESIONALES (honorarios), por el ARRENDAMIENTO DE INMUEBLES, por la ENAJENACION O ADQUISIONES DE BIENES MUEBLES E INMUEBLES, por los INTERESES que se reciban, por los PREMIOS OBTENIDOS, por los DIVIDENDOS O GANANCIAS que nos generen las acciones o capital invertido en una sociedad, y por último la ley contempla AQUELLOS OTROS INGRESOS QUE NO ESTEN CLASIFICADOS EN LOS ANTERIORES.

Como podemos ver, por cualquier motivo, la Ley de ISR contempla el pago del impuesto en sus tasas del 30% para personas morales y la tasa máxima del 35% para personas físicas.

Definitivamente el ISR es el impuesto primordial para el sustento del país y esto se confirma con los primeros indicios de su existencia desde la Ley del Centenario del 20 de julio de 1921 siendo su última reforma en la totalidad de la Ley conjuntamente con su reglamento en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Cabe mencionar que como ciudadanos mexicanos tenemos la obligación constitucional de contribuir al gasto público de nuestro país, razón por la cual, debemos cumplir con lo propio al obtener ingresos de manera legal y formal pagando el ISR que se genere (en su caso) de manera justa y proporcional, pues este impuesto es el ingreso principal para mantener en pie nuestro sistema gubernamental.

agosto 20, 2020

Etiquetas: