Qué costo tendrá no obedecer al #presidente para los #superdelegados #ColumnaInvitada

Por Hiram Benitez

¿Qué será más fuerte, la regañada de López Obrador a los superdelegados por andarse haciendo campaña con recursos federales, o sus planes de se ser gobernadores cueste lo que cueste?

Es que es muy fácil colgarse de las ayudas a los pobres y hacerlos creer que por entregarles sus cheques, estos pudieron salir de sus cuentas personales, y eso no es cierto pero ya les anticipó López Obrador que por aquí cachan a uno haciendo fraude, y la FEPADE se hará cargo de meterlos a la cárcel sin derecho a salir bajo fianza.

Ya lo dijo el presidente en la mañanera que si hay pruebas y se presenta la denuncia correspondiente este gobierno no es como los de antes, “no somos iguales” dijo el presidente Andrés Manuél.

Por eso debería entender la superdelegada del Bienestar lic. Lorena Cuéllar que no va a ser fácil engañar al presidente y a sus adversarios políticos, no hay piso parejo y así qué sencillo es ir a las votaciones llevando la fuerza de los recursos federales.

Es un desvío de recursos y se le considera fraude electoral, que merece la cárcel vergonzosamente porque ese es dinero del Pueblo, no para andarlo repartiendo a nombre propio ya que la Fepade tiene la instrucción de ir con todo en contra de ese tipo de funcionarios que aprovechando que está programada su renuncia se estén dedicando a hacerse más imagen todavía en los días que les faltan para irse.

Será legítima la candidata siempre y cuando no haga fraude porque de lo contrario el mismo Pueblo que la recibe con gusto en su gira del adiós le va a reclamar que los esté engañando porque reparte lo que no es suyo.