Reactivación económica estratégica en tiempos de pandemia #ColumnaInvitada por #GiselaLucero

  • Los paradigmas en la “nueva normalidad” han sido rotos y en su gran mayoría estamos sometidos a las pruebas de ensayo y error, pero desde un punto de vista de gobierno, la reactivación económica estratégica requiere identificar características económicas propias de cada región y sector económico.
  • Este tablero presenta una serie de indicadores que permiten listar por orden de importancia 93 subsectores de acuerdo con la importancia económica relativa y, el nivel de riesgo epidemiológico por Covid19.
  • El tomador o tomadora de decisión puede evaluar las disyuntivas entre economía y riesgo epidemiológico para los sectores y regiones. Esto abonará el diseño de políticas de reactivación industrial mejor articuladas que minimicen el impacto económico de la pandemia y reduzcan el nivel del rebrote de los contagios en el futuro, La salud de los mexicanos y la disminución del riesgo de la pandemia deben ser el principal objetivo.
    Como segundo paso, la autoridad debe establecer estrategias claras y funcionales para aminorar la pérdida de empleo y producción en el país, pues ambos factores ponen en riesgo el bienestar de la población.
  • De igual forma, la llegada del covid-19 nos unió por la necesidad de buscar nuevas formas para superar este problema epidemiológico, no obstante, nuestro espíritu de lucha, solidaridad y amor sobre nuestro bello estado de Tlaxcala nos ha permitido avanzar.
  • Hoy tenemos un problema, no debemos sacrificar el futuro tomando malas decisiones, por ello recomiendo el siguiente:
    Plan de Acción
    *Proteccion y restauración de paisajes terrestres y agua dulce.
    *Finanzas sostenibles para impulsar la reactivación verde y azul.
    *Monitoreo y toma de decisiones basadas en ciencia.
    *Aprovechando los medios digitales para difundir los negocios ya sea en redes sociales o en nuestros propios círculos sociales.
  • Muchos tlaxcaltecas sumamos esfuerzos para reactivar la economía tlaxcalteca sin dejar de lado el uso de las medidas sanitarias y no es por medio de la discriminación de negocios como podremos lograrlo, sino establecer prioridades sobre nuestras necesidades particulares, como ejemplo podríamos tomar la compra de perecederos de uso común, como las lechugas, aguacates o bien las calabacitas. ¿Acaso no es mejor comprarlas frescas en el mercado municipal que en el supermercado?.
  • Y por el contrario, el supermercado ofrece otra variedad de productos que nuestro típico tianguis no provee.
  • Gracias por leerme y les saludo por este medio la semana entrante o bien a través de mi página de facebook https://www.facebook.com/GiselaLuceroOficial/
octubre 12, 2020

Etiquetas: