Sugiere @tlaxcalaIMSS a los varones una dieta rica, nutritiva y variada @GobTlaxcala #Noticias #TómateloEnSerio #QuédateEnCasa

  • El mito de que tienen mayor permisibilidad al alimentarse y no cuidar la dieta, tiene consecuencias negativas a futuro

La coordinadora de Nutrición del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tlaxcala, Xóchitl Juárez Guzmán, refirió que no hay una dieta especial para cada género, sin embargo es importante dar recomendaciones generales para los varones, porque hay una mayor permisibilidad entre ellos, y el que no sigan una dieta puede traer consecuencias negativas a futuro.

Su alimentación debe ser completa, es decir, que incluya todos los nutrimentos (hidratos de carbono, lípidos, proteínas, vitaminas y minerales); variada, por lo que debe contener alimentos de cada uno de los grupos nutricionales en cada comida.

Asimismo, suficiente para cubrir las necesidades nutrimentales de cada persona; equilibrada, es decir, comer proporciones similares de cada alimento; adecuada, acorde a los gustos, costumbres y recursos económicos de la persona o la familia; procurar productos de la región y de cada temporada; y que sea inocua: que su consumo no implique riesgos para la salud.

Beber abundantes líquidos, por ejemplo: té  y agua sin azúcar. Los cítricos juegan un papel importante en la dieta y en la salud de las personas, por lo que si procura varios días a la semana usar el limón como ingrediente del té y del agua, repercutirá favorablemente en su salud, más si le agrega miel, jengibre y canela.

Hay que eliminar el azúcar de la dieta diaria. Los refrescos, zumos envasados, bebidas energéticas, tés, cafés, lácteos, bebidas vegetales o cualquier otra bebida a la que se le haya añadido azúcar, se considera bebida azucarada, por lo tanto se debe evitar.

La bebida más recomendable es agua simple, de dos a tres litros al día; y disminuir el consumo de bebidas alcohólicas.

También preferir aquellas verduras y frutas que se pueden consumir crudas, que sean de color verde, como: acelgas, nopales, ejotes, brócoli, espinacas, col, espárragos; y amarillo intenso, frutas cítricas, como naranja, guayaba, piña, kiwi y limón, pues aportan fibra y vitaminas (en particular antioxidantes, como los betacarotenos y vitamina C), minerales y otras sustancias (fotoquímicos). Se recomienda consumir de cinco a siete porciones al día, de preferencia frescas.

Utilizar aceite vegetal (maíz, canola, cártamo, y oliva) en la preparación de los  alimentos. El maíz, tiene un amplio número de aplicaciones como alimento, usémoslo como fuente de hidratos de carbono, en lugar del pan.

A la leche, si le agrega avena, aportará energía a su organismo y ayudará a sus arterias e intestino. El huevo y la carne, sin exceso o en porciones mínimas, es mejor.

En lugar de botanas que contienen mucha sal, saborizantes artificiales y conservadores, preferir, semillas (pepitas), cacahuates, nueces, palomitas hechas en casa (no de bolsa), jícamas, pepinos, fruta en cuadros, chocolate amargo u oscuro, etc.

Las opciones son muchas y variadas, además de sabrosas y nutritivas, para tener una dieta saludable y nutritiva. La práctica de ejercicio físico de 30 minutos al día, es benéfico para su salud cardiovascular lo que conlleva a una buena calidad de  vida.

julio 1, 2020