Transa y mentiroso “El Chema” Méndez del congreso de Tlaxcala, patrocinado Morena y el PT #Noticias #TómateloEnSerio #QuédateEnCasa

Apareció otra denuncia, la cuarta contra el diputado local de la 4T, ahora por la compra de un terreno con el pagó parcialmente con factura falsa de un vehículo marca Volkswagen, modelo Jetta y además amenazó al que lo demandó.

José María Méndez Salgado, mejor conocido como “El Chema” Méndez, diputado local de Tlaxcala de la cuarta transformación (4T) y del grupo parlamentario del PT-Morena, ha resultado ser todo un pájaro de cuenta toda vez que esta es la cuarta denuncia que nos hacen llegar a la redacción de Monitor Xpress y que lo evidencian como un ser corrupto, estafador y gandalla.

Ahora el legislador del PT-Morena enfrenta por lo menos cuatro demandas legales por las que si no tuviera fuero, estaría en la cárcel.

Nuevamente salió a la luz un expediente donde se comprueba su actuar desde hace varios años; esta vez es por la compra de un terreno en Huamantla por el que debió pagar más de 700 mil pesos pero que terminó pagando con una factura falsa de un automóvil, donde el afectado de nombre José Antonio N. lo denunció ante las autoridades.

Luego de pagar con la factura falsa, amenazó al demandante y con prepotencia le dijo que si quería proceder legalmente hiciera lo que tuviera que hacer, y que eso le pasaba “por pendejo” (sic).

LA HISTORIA.

Hasta esta redacción llegó un documento con fecha 28 de noviembre de 2017 en donde un hombre acusa a “El Chema” Méndez de haberlo estafado y amenazado negándose a pagar un terreno que le vendió en 2014 y que, hasta entonces, no le ha querido liquidar.

Se trata de la declaración de quien se dice llamar José Antonio N., este hombre asegura que en 2014 conoció al ahora diputado y se contactaron porque Chema Méndez quería comprarle un terreno, un predio que adquirió en 1994 y que se localiza en Huamantla y pactó.

Luego de hacer todos los trámites el dueño del terreno fijó el precio en 760 mil pesos, pero otra vez José María Méndez no tenía dinero y se comprometió a pagar una primera parte el 31 de marzo de ese año.

El primer pago sería de 50 mil pesos requerido para el último día de marzo de 2014, el segundo pago sería el 31 de mayo por 300 mil pesos y el tercer pago se realizaría hasta el primero de febrero de 2015 por 410 mil pesos, de acuerdo a lo pactado.

Las fechas llegaron y como es conocido el diputado no depositó nada, en dos años, de 2014 a 2016, Chema Méndez únicamente pudo pagar 315 mil pesos, quedando la deuda en 445 mil pesos.

Entonces el contrato de compra-venta se tuvo que modificar el 29 de diciembre de 2016 y se determinó que Méndez Salgado pagaría una parte por medio de una transferencia bancaria y otra parte con un automóvil, del que sólo expidió la factura; el resto sería pagado después, pero quedó en garantía una camioneta Explorer, de la que también sólo expidió la factura.

El diputado de la 4T garantizó un depósito bancario por 100 mil pesos menos los impuestos, es decir, 96 mil 135 pesos; el automóvil, marca Volkswagen tipo Jetta TDI modelo 2014 fue valuado en 210 mil pesos y el resto fue garantizado con una camioneta.

Al momento del trato y para no levantar sospechas, la esposa de Chema Méndez endosó la factura del auto, pues estaba a su nombre, y la entregó firmada, pero esta era sólo una copia alegando que sí tenían la factura original y que no dudaran de su palabra.

Para concluir el trato, José Antonio cedió los derechos de su terreno confiando en José María Méndez y su esposa, sin saber que le habían tendido una trampa y lo despojarían de su propiedad.

El vendedor dio hasta el 31 de julio de 2017 para pagar 135 mil pesos que quedaron pendientes y por los que fue cedida la factura de la camioneta; la fecha llegó y el depósito no se realizó.

Cuando éste llamó al diputado por teléfono para exponerle que no había cumplido su parte del trato, Chema Méndez le respondió de forma altanera diciéndole que hiciera lo que quisiera, que ya se lo habían chingado y que eso le pasaba por pendejo.

José Antonio dejó pasar dos meses más, hasta que en septiembre de 2017 recibió un mensaje de texto de Chema Méndez en el que le dijo que él tenía las facturas originales de los coches, y que sólo le había dado copias, así que iba a reportar su auto – Jetta TDI – como robado.

Fue hasta entonces que el afectado acudió a la concesionaria en donde expidieron dicha factura, en Cholula, Puebla, donde le dijeron que el documento estaba alterado y no era original.

La factura original del Jetta estaba a nombre de una mujer (Que ahora sabemos es la cónyuge de “El Chema” Méndez) con apellidos “Cabrera Hidalgo” y la que le dieron decía “Cabrera Hidalgo”, además de que los sellos no eran los de la empresa vendedora de autos y estaban modificados.

El hombre volvió a llamar al diputado y este le contestó que “Ya había valido madres, y que la factura de la camioneta Ford Explorer también era una copia”, es decir, la factura de la camioneta que quedó en garantía posiblemente también era falsa.

El caso fue llevado ante le ley y José Antonio rindió su declaración el 28 de noviembre de 2017, más de tres años después de que José María Méndez lo estafó.

La Fiscalía de Puebla y la Procuraduría General de Justicia de Tlaxcala han trabajado desde entonces para esclarecer el caso, el hombre que fungió como testigo a la hora de la compra del automóvil, en Cholula, fue llamado a declarar por posible complicidad, pero el diputado no ha sido entrevistado porque tiene un cargo que le otorga un fuero por el que no se le puede condenar.

La concesionaria automotriz también aportó todos los datos y documentos para aclarar la presunta estafa, pero el caso no puede ir más allá porque el diputado estafador, se ampara con su cargo; la investigación sigue abierta, pero no hay avances desde 2018, por tratarse de un servidor público protegido por la ley.

mayo 22, 2020