Una imagen vale más que mil palabras

Algunas imágenes valen más que mil palabras, y este es un ejemplo perfecto de ello. No cabe duda que la naturaleza es un mundo extraño, que por mucho que estudiemos al respecto, nunca terminaremos de conocer en su totalidad.

Es por eso, que el humano siempre debe ser cauteloso en interacción con el mundo animal, pues no dejamos de ser huéspedes no deseados en muchas ocasiones. ¡Si no tienes respeto, te puede terminar pasando lo que al buzo de la foto!

noviembre 21, 2019